Todo profesional es un emprendedor por sí mismo

Claves para ser una persona productiva con éxito

Es una verdad a gritos.

En muchos casos es más fácil preferir la seguridad, a lanzarse a desarrollar un proyecto personal, un proyecto profesional que nos lleve a tomar iniciativa, que involucre negociar con otras personas, a hacerle propuestas a otros, a lanzarse a comercializar nuestro propio portafolio, y tener que estar enfrentando negativas cada vez que compartimos nuestras ideas, esas que queremos capitalizar, y nos permita por ejemplo, lograr la independencia, no es fácil. Da miedo.

Pero ser un profesional altamente productivo, implica recocer que hay que ser un emprendedor por sí mismo.

Es más fácil soñar que hacer

La mayoría de las personas son conservadoras por naturaleza” dice Robert Green. Afanadas por mantener una seguridad, (extraña ilusión), por mantener su Status Quo personal y profesional, provoca temores ante los imprevistos que se pueden presentar en la vida, y que los lleva ser muy cautelosos frente a todos aquellos proyectos que impliquen salirse de su seguro estilo de vida.

“La mayoría de las personas son conservadoras por naturaleza” Robert Green Clic para tuitear

“La seguridad” se podría obtener al aceptarse como un profesional, que es un emprendedor por sí mismo, lo que le permitiría lograr cierto tipo de acciones que le den tranquilidad en la contingencia.

Frustración

Normalmente la frustración obedece a que alimentamos expectativas que están más allá de nuestro alcance, y aunque anhelamos ideales, no podemos (o no queremos) acercarnos a esos sueños, a esos proyectos que se tienen, o que se nos han presentado, por los temores de “soltar” en muchas ocasiones lo que se considera, es lo que da estabilidad.

Eso es verlo parcialmente. Se puede construir cuando se tiene seguridad. Es un tipo de estrategia que no se contempla, puesto que cuando las necesidades están satisfechas, no hay motivación. Curiosamente es en muchos casos ante la pérdida de seguridad, donde afloran la creatividad, el riesgo, el ser temerarios.

Por supuesto, no hay opción

Eres un emprendedor, como profesional no importa si tienes un empleo, si tienes un negocio, o si deseas crear el tuyo.

Mejorar los resultados

Piensa por ejemplo en ese profesional (psicólogo, abogado, odontólogo, médico, profesor, consultor, conferencista, vendedor, veterinario, entre tantos más) que ha decidido abrir su propio negocio, o que ya tiene uno, y que lucha por obtener resultados que son claves, y que necesita para hacer que su negocio funcione, y que le permita vivir esa vida que desea.

Usualmente nos encontramos con historias de muchas personas que han dado el paso de rentabilizar sus ideas, y cuentan los desafiante que resulta ser.

Ese “desafiante” puede ser aterrador, y sobre todo para personas que ven en la seguridad, esa tranquilidad que es tan importante para la realización de las personas y las familias.

¿Lo seguro es malo?

Se ha hablado tanto de que depender de alguien más nos quita la libertad, que no nos permite realizarnos como personas, que cuando trabajamos para alguien más, esa persona gobierna nuestras vidas, que no podremos disponer del tiempo para disfrutar de nuestra familia, de nuestra vida, que literalmente se ha terminado satanizando tener trabajo.

¿Pero es tan malo?

Por el contrario, tener tu propio negocio te dará la fortuna de la libertad, de ganar lo que tú deseas, de disfrutar de tu  vida y un largo etcétera de cosas maravillosas, que se termina endiosando la posibilidad de tener un negocio propio.

¿Realmente es tan bueno?

Es como preguntar qué es mejor, ¿solteros o casados? Todo tiene sus más y sus menos. Pero lo importante es realmente dónde tú te sientes pleno, como para asumir el riesgo que viene adherido al enfrentar el modo en que aspires a desarrollar tu vida productiva.

Vocación

Hay personas plenamente realizadas y felices en un empleo  que adoran, que aman. ¿Por qué habrían de lanzarse a hacer algo donde no van a desarrollar su potencial plenamente?

Hacer algo en donde no sientes “pasión” es simplemente, desperdicio de potencial.

Esto no es una sugerencia a que no deben mirar la alternativa, simplemente es que si ya tuviste la fortuna de encontrar tu “vocación”, lo que bien podrías hacer, es seguir adelante desarrollándote plenamente en ello.

Hacer algo en donde no sientes “pasión” es simplemente, desperdicio de potencial Héctor Mora Clic para tuitear

¿La felicidad con tu propio negocio?

Es importante que tengas en cuenta que como decía Stephen Covey, “Si levantas una vara de un extremo, tarde o temprano terminarás levantando la otra

Es de vital importancia que comprendas que debes realmente querer, tener un nivel de compromiso alto, porque como con cualquier actividad seria de la vida, todas están plagadas de desafíos.

Los premios que supuestamente puedes conseguir a través de un negocio propio, nos insuflan la ilusión, y emocionados con esa visión de futuro, embriagados con esos sueños, pasemos por alto que cualquier ideal por agradable que parezca, trae consigo unos costos que debemos considerar

La felicidad está en aquello donde realmente te sientes pleno, sea como empleado, sea como dueño de tu propio negocio. Y como dije hace un momento, ambos tienen costos que debes considerar.

En cualquiera de los dos casos, ten presente lo que decía Honoré de Balzac “Una vocación frustrada opaca el color de la totalidad de la existencia de un hombre

Múltiples fuentes de ingresos

Lo que sí es claro y que es necesario (ojalá obligatorio) que pienses en que depender de un solo ingreso no es una buena idea. Seas empleado o dueño de un negocio, es necesario que aprendas un poco sobre ingresos, fuentes de ingresos, ganancias entre otros temas.

Lo importante es comprender que el tema de generación de ingresos, nuestra vida productiva es un tema muy serio, que hay que tratarlo de ese modo, y que lamentablemente muchos pasan por alto, o lo ignoran, y en todo caso, sea por falta de conocimiento, o por poco interés, los descuidos en esta materia se pagan caro.

Un profesional, es un individuo que hace las cosas bien, es decir, es productivo, obtiene resultados efectivos, porque se reconoce como un emprendedor.

La Fortuna cayendo del cielo

El problema de los sueños, es que muchas veces se plantean de modo que nos sabotean, puesto que empezamos a disfrutar de la gloria, pasando por alto los costos que implica el lograrlos.

Por supuesto que se puede ser altamente productivo, pero la productividad no se da así nada más. Requiere esfuerzo, planeación, disciplina, empeño, dedicación, usar la razón, el conocimiento, la organización, la acción total y plena, la revisión, la evaluación, el autoanálisis.

La productividad en todas las áreas

La productividad no sólo atañe a la empresa, también se puede ser altamente productivo a nivel intelectual, físico, emocional, personal.

Todo profesional es un emprendedor por sí mismo

Neus Arqués dice: “Todo profesional es un emprendedor por sí mismo. Sea que trabaje para otro, sea que trabaje para sí mismo

Ten cuidado. Ser empleado no puede ser asumido con esa resignación pasiva que produce lamentablemente tanto personal con desempeño mediocre, donde se considera que ya se tiene asegurado el trabajo y por ende, el ingreso. Nada hay seguro. Hoy estás, mañana no.

En una economía como la nuestra, actuar de ese modo, es condenar la posición laboral, y arriesgarse a ser despedido. No obstante, eso es lo que encontramos usualmente en muchas empresas. Empleados que se hacen candidatos a ser despedidos. Desempeños mediocres provenientes de personas extraordinarias, que renunciaron de algún modo u otro a esa excelencia.

Parafraseando a Leslie Parrish de Back: “Nunca des por seguro tu trabajo, porque lo pierdes”

La vida que deseas vs. La vida que llevas

El espacio que hay entre esa vida que deseas, y la vida que llevas en algunos casos resulta ser la fuente de motivación para algunas personas que los lleva a emprender acción masiva, para acortarlo, y poder vivir pronto, la vida que sueñan.

No obstante para muchos otros, ese espacio difícilmente se llenará, a menos que hagan algo al respecto. El Dr Stephen Covey lo llamaba “Brechas de Ejecución”. Por diversas razones o no actuamos, o actuamos enfocados en tareas que poco o en nada nos acercan a los objetivos más importantes.

Es de vital importancia conocer las estrategias, las técnicas, las claves que te permitan acceder por fin, al cumplimiento de los objetivos personales y profesionales que se tengan.

Claves para ser una persona productiva con éxito

Es importante que siempre te veas como “un emprendedor por sí mismo”. Si eres empleado, o si eres independiente, si tienes o deseas abrir un negocio propio, haz de mirarte y actuar de ese modo. No dejes las cosas al azar. Asume la dirección.

Mentalízate. Tú eres un profesional del servicio. Tu jefe es un cliente, trátalo de ese modo. Él está pagando por el servicio que tú le ofreciste.

Si tienes tu propio negocio, o deseas tenerlo, tú eres un profesional del servicio.

Algunas personas cuando entienden que un proyecto suyo puede incluir las ventas, salen despavoridos. En muchas ocasiones las percepciones erróneas, tienen ese lamentable efecto.

Ideas ladronas

No permitas que ese tipo de mentalidad te robe ese mejor tú que tienes sin explorar, y sin rendirlo al máximo siendo extraordinariamente productivo.

Hazle una llave de luchas libre a tu modo de pensar, extrae lo mejor de ti. No te amilanes, no te disminuyas, NO TE SUBESTIMES.

Adopta por norma la extraordinaria reflexión de Marcel Duchamp: “Me obligué a contradecirme para no conformarme con mi gusto” Dicho de otro modo y adaptado para esta reflexión, no aceptes la resignación como estilo de vida.

Preguntas:

  • ¿Cómo puedo liberar mi potencial, mis capacidades en la empresa donde “sirvo” (Profesional del servicio)?
  • ¿De qué forma puedo definir objetivos que expresen mi potencial, concentrándome en acciones que me acerquen de modos extraordinarios a las metas laborales o de negocios?¿Qué estrategias puedo usar para organizarme de tal modo que eso pueda expresar mis capacidades de tal suerte que eleven mi productividad, obteniendo el máximo del retorno de la inversión?¿Cuáles relaciones y de qué tipo debo establecer que estén acordes con los objetivos propuestos que logren un alto nivel de respuesta y que contribuya con el logro de la visión de la empresa donde laboro, o en la materialización de la visión de mi negocio?
  • ¿Qué sistema puedo crear de tal modo que me permita lograr cumplir con los objetivos de mis clientes (Tu jefe – tus clientes de tu negocio), un sistema que reproduzca una y otra vez resultados satisfactorios?
  • ¿Cómo puedo aprovechar los recursos con los que cuento (fíjate que no estoy diciendo recursos que no tienes) para crear mayor abundancia?
  • ¿De qué modo puedo establecer estrategias que me permitan maximizar las capacidades del personal (si tienes empleados) sin acciones light, sin acciones cosméticas, que realmente eleven el nivel de compromiso del equipo de trabajo?

“La excelencia, decía Aristóteles, no es un acto aislado, ES un hábito”, es decir, es algo que hacemos todos los días, que hacemos a diario, momento a momento, es una forma de ser, de vivir, es una filosofía de vida. Ser un profesional excelente, exige vivir en torno a esa filosofía que promueve la productividad personal y empresarial.

Ten presente que “La resignación es un suicidio cotidiano” Honoré de Balzac.

===========
Organízate con Eficacia
Te invito a que te suscribas si aún no lo has hecho a mi boletín “Organízate con Eficacia haciendo clic acá

Recibirás herramientas claves para mejorar tu desemepeño a nivel personal y profesional.

Adicional obtendrás SIN COSTO ALGUNO mi libro Sin Disciplina, el Talento Importa Poco, mi libro Las Águilas No Vuelan Bajo, y el libro Plan de Acción de Las Águilas No Vuelan Bajo.

Este último es un manual guía, que te dirá paso a paso como poner en práctica las sugierencias dadas en el libro Las Águilas No Vuelan Bajo

También recibirás el sistema que diseñé en EXCEL sobre GESTIÓN DEL TIEMPO. Con este sistema si lo usas correctamente podrás Duplicar tu productividad ¡sin morir en el intento!

Te invito a que compartas este artículo en tus redes sociales, y a que me sigas.

En mis cuentas de redes sociales, encontrarás material de apoyo, material complementario, para implementar lo que encuentras acá en mi página web.

¡No leemos en el próximo artículo!

Autor:
Héctor Leonardo Mora Santiago
Para Contactarse conmigo
haz clic acá
Libro: El Principio de la Doble Creación: Lo que piensas es lo que Obtienes
Facebook: HectorLeonardoMora
Twitter: @hectormoraweb
Linkedin: hectormora
Instagram: hectorleonardomora

Deja un comentario