Maneras sencillas de resolver problemas complejos - Héctor Leonardo Mora

Maneras sencillas de resolver problemas complejos

Quizás al leer ese título, podrás decir que no hay “maneras sencillas de resolver problemas complejos”, lo sé. Sobre todo cuando “vemos” el lado complejo de la situación, pensar en términos de maneras sencillas, no es tan fácil.

Las soluciones que no ves, están más allá de tus pensamientos dominantes

Yo mismo he pasado por eso. Sé lo que es NO VER soluciones, cuando consideras que las circunstancias te desbordan. Lo curioso, es que a pesar de nuestro anhelo de salir de un atolladero, de un callejón sin salida, pareciera que más nos hundiésemos en las tierras movedizas de los problemas que consideramos complejos

Las soluciones que no ves, están más allá de tus pensamientos dominantes - Héctor Leonardo Mora

Nuestro modo de pensar, y el anclaje en los problemas complejos

Tenemos literalmente miles de pensamiento cada día, la mayoría de los cuales se repiten una y otra vez, reforzando el tipo de personas que somos. Pretender soluciones a situaciones desafiantes, con el mismo nivel de pensamiento, es como pretender nadar hacia el fondo, cuando por desesperación en busca de oxígeno, creemos ir hacia la superficie.

Romper el molde

El problema, nos acostumbramos a pensar dentro de un “marco de pensamiento” que nos vuelve literalmente, presos de nosotros mismos.

Piénsalo de este modo. Si estás atrapado en un problema complejo, y por más que tratas, no encuentras maneras de resolverlo, probablemente estás atrapado en una rutina de pensamiento, que no te permite ver más allá.

Las medias verdades

Me gusta mucho como lo define Scott Thorpe:

“Son nuestras experiencias, nuestras presunciones equivocadas, nuestras medias verdades, nuestras generalizaciones fuera de lugar y nuestros hábitos, lo que nos impiden encontrar soluciones brillantes. Las grandes nuevas ideas, las soluciones vitales, existen. Simplemente están fuera del pensamiento dominante. (…) Tú debes infringir las reglas para resolver problemas imposibles”

Cuidado con tus opiniones

Te confieso que le tengo temor a formarme una opinión de algo, y cuando veo que alguien está a punto de hacerlo, ¡Me estremezco!

El problema es que al hacerte un juicio sobre algo, alguien o una situación particular, pareciera que echásemos cerrojo detrás de esa opinión, y de allí en adelante, actuamos conforme a esa idea, independiente de lo útil que pueda sernos.

No sugiero no tener opiniones, lo que sí sugiero es que te tomes muy seriamente el hecho de formarte una opinión de algo.

Es como si escogieses un lugar donde vas a vivir. Una opinión es literalmente un “lugar” en el que vas a vivir, probablemente el resto de la vida.

¿Improvisarías la escogencia del lugar donde vas a vivir?

No te lo tomes a la ligera

“¡Esto es imposible!”

“No se puede”, “es muy complicado”, “un problema complejo no puede tener soluciones simples”.

Estas frases son como una sentencia, que cierra la puerta a las oportunidades y alternativas, para solucionar problemas desafiantes, que se vuelven cada vez más complejos, por nuestro modo de entender y procesar la información.

Cambiar la opinión, ser más flexibles con ellas, puede posibilitar alternativas de solución.

Tener mente, no te da privilegios - Hector Leonardo Mora

Escribir con la mano contraria

Haz el ejercicio. Trate de escribir con tu mano NO dominante. Si no siente rechazo por esta idea (que probablemente lo sientas así), al hacerlo, seguramente al poco tiempo, el deseo de volver a tu mano dominante, se hará evidente.

Lo mismo resulta de tratar de convencerse que sí hay maneras sencillas de resolver problemas complejos.

¡Nos resistimos!

Problemas complejos, y maneras sencillas de resolverlos

“Los problemas significativos que enfrentamos no pueden resolverse en el mismo nivel de pensamiento que estábamos cuando los creamos” Einstein

Saca el problema de ti

Quizás un modo muy interesante de resolver un problema, es sacarlo. Así que tome papel y lápiz, y escribe el problema que consideras que tienes.

Estás sin empleo
– Necesitas generar ingresos con urgencia
Tu negocio no funciona
– Deseas crear tu propio negocio
– Las relaciones familiares no marcha bien
– La salud te está pasando factura
– La sexualidad en pareja ya no es lo que era

La lista es larga. Solo menciono algunos ítems.

Saca el problema. Escribe sobre él. ¿Por qué?, ¿cuándo?, ¿cómo?, ¿dónde?, ¿qué lo generó?, ¿qué lo fomentó?, ¿cuál es el problema?, ¡Defínelo!

Y no se vale decir, que tú ya sabes cuál es la situación que te agobia.

¡Escríbelo!

Habla con otra persona, ¡Contigo!

Una estrategia que me ha ayudado mucho, es imaginar que alguien me cuenta exactamente el mismo problema que yo tengo, y me pide consejo.

Acto seguido, doy el consejo.

Cuando estés ofreciendo ese consejo, ¡Escríbelo!, o grábalo.

Este ejercicio es importante porque te da la oportunidad primero de desembarazarte del problema, ya el problema complejo deja de serlo, porque el problema no es tuyo, lo puedes ver de otro modo.

Acá la clave es “verlo de otro modo

Bienvenidas las maneras sencillas

Escribe el problema que más te ocupa, como dije líneas atrás. Ahora, plantea la solución, como si estuviese hablando con otra persona.

¡Escribe la solución!

Ahora escribe el problema de otro modo. Es decir, piénsalo desde una perspectiva diferente. Si el problema es de dinero, que tal si lo piensas como un problema de falta de iniciativa.

Si el problema es con tu pareja y tus relaciones íntimas, que tal si lo piensas como una situación en la que se ha dejado de conquistar, coquetear con tu pareja.

Si la cuestión es que no encuentras empleo, y pasas y pasas hojas de vida, tu currículum ya lo has enviado a muchas empresas, que tal si te ves como un empresario independiente que tiene un portafolio de servicios que ofrecer, y en ese sentido, tu apuesta ahora gira en torno a buscar clientes (empresas), a las que ofrecerle tus servicios.

Y ahora los premios

Tienes un problema definido, tienes la justificación de por qué lo consideras un problema complejo. Ya lo has escrito, y has planteado una o varias soluciones. Lo has hecho como si hubieses hablado con otra persona, a la que le ofreciste consejo, en la que le dabas una o varias maneras de solucionar ese problema que considera difícil.

Ahora bien. Respóndete, ¿qué ganarás con la solución del problema?

Se amplio en ello. Piensa en las consecuencias positivas de la resolución de tu problema, y escribe esas consecuencias.

El antagonista

Detente a pensar en qué pasaría si no solucionas el problema. Y se dramático.

El propósito con esto es crear en tu mente, la motivación suficiente para que te muevas en función de lo que te ayudará, e incluso de asustarte, porque aunque no lo creas, el miedo es un GRAN MOTIVADOR..

Cuidado con el enemigo. Siempre acecha

No rechaces ninguna idea. Si te pones en la actitud de que tienes una idea estúpida, entonces la descalificarás, y la dejarás de lado. Recuerda lo que te dije líneas atrás sobre formarte opiniones.

Esfuérzate por comprender que estas maneras sencillas de solucionar problemas complejos, son una alternativa eficaz.

En una de mis carreras de formación profesional, recuerdo que hacíamos bocetos para llegar a un trabajo final.

El profesor nos decía que no dañásemos ningún boceto, ninguno, porque estos forman parte de la historia de tu trabajo final, y te servirán más adelante como medio para llegar a otros resultados.

No deseches tus ideas

Mira tu historia, ¡Descubre tu patrón!

Vamos a revisar el proceso que llevas hasta ahora. ¡Revísalo! Sabes que de este modo, puedes detectar un patrón, tu modo de hacer las cosas.

Lo que quiero decir, es que tu modo de hacer las cosas, es lo que te ha traído hasta donde estás, y es lo que te ha generado los problemas que tienes, o que no hayas podido solucionarlos.

Si las estructuras, las formas siguen siendo las mismas, no habría razón para esperar resultados distintos - Hector Leonardo Mora

Te desafío

¡Vuelve a hacer el ejercicio! ¿¡Qué?!

No quiero ocasionar molestias, pero la intención es incomodarte. ¡Sacarte del molde! ¿Realmente quieres una solución?

Las soluciones mágicas a problemas complejos como milagros, hechizos, arreglos espontáneos, no existen.

¡Así que hazlo!

Pregúntale a alguien que sea totalmente ajeno a tu mundo

¿Qué pensará un filósofo?, ¿Un matemático?, ¿un biólogo?, ¿un artista?, ¿un publicista?, ¿un niño?, (nada de decirle cosas de adultos) ¿un empresario?, ¿un carpintero?, ¿un modista?, ¿un chef?, ¿un guarda de seguridad?

Esto es importantísimo, porque puedes contar con miradas diversas, ángulos distintos, alternativas que posiblemente no habías advertido, modos de ver, que no habías notado.

Pídeles que evalúen tu estrategia de solución, ese que hemos venido trabajando.

Soluciones extrañas, a problemas complejos.

Piensa que tienes la oportunidad de hablar con un héroe de historietas. Piensa que cuentas con un libro de historia, que tienes un poder (Escoge uno), un lápiz, una silla.

Tienes que valerte de cada una de estas opciones (el héroe, el libro, un poder, el lápiz, la silla) y solo una de esas opciones te puede ayudar a solucionar el problema.

Plantea la solución con cada una de ellas, con cada una por separado.

¿Cómo lo harías?

La idea es que te obligues a pensar más allá de tus pensamientos dominantes.

¿Y si las combinaras?

Como se daría una solución o varias, usando esas alternativas de modo combinado.

Vamos, ¡HAZLO!

El nudo gordiano

El nudo gordiano era un nudo imposible de desatar. Pero no para Alejandro Magno. Nadie podía desatar el nudo, pero donde los demás veían imposibles, Alejandro siempre se veía por encima de cualquier obstáculo. Así que desenfundó su espada, y lo partió en dos.

¡Y luego reinó Asia!

Alguno podrá decir que Alejandro no desató el nudo. Pero tampoco había una regla que dijera que no se podía cortarlo.

Debes ser lo suficientemente Magno, como Alejandro, como para romper las reglas.

Haz algo distinto.

Abandona el problema. Pensar mucho en algo, en ocasiones no nos deja ver las soluciones que a veces tenemos en frente.

Deja descansar el problema.

Ojalá un fin de semana, y mientras tanto, haz otra cosa. Diviértete, sal a caminar, haz deporte, ve al cine, haz algo distinto, pero no pienses en eso. Deja descansar el problema.

Inspírate con nuevas ideas

Otro aspecto que resulta ser muy atractivo, es la posibilidad de salirse de las áreas de conocimiento que dominas, y te des la oportunidad de acceder a campos que no son los tuyos.

Si eres amante de la lectura por ejemplo, y frecuentas la historia en tus lecturas, aventúrate con las novelas.

Ve programas de televisión donde pasen documentales de historia, de descubrimientos científicos, en fin.

Usa el método científico para resolver problemas complejos

En el mundo de la ciencia, los científicos se han aventurado a plantear propuestas que resultan descabelladas. Pero no es plantear por plantearlas.

Hay que hacerlo de modo serio.

¡Einstein se atrevió a replantear las leyes del universo que todo el mundo en el momento daba por hecho!, pero no la tuvo fácil. Tuvo que demostrar aquello que solo habitaba en su imaginación.

El proceso científico es un extraordinario método de creatividad, te permite experimentar opciones, alternativas, y orientarte por la que sea la mejor opción

Hazte preguntas sobre el problema.

¿Qué?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿dónde?, ¿quién?, ¿por qué?

Observación
Este punto te permite hacer indagaciones, investigar de forma organizada, sistemática que te ayuden a responder las preguntas que te hiciste.

Puedes en esta etapa, experimentar, prueba y error

La hipótesis

Plantea sobre la base de las preguntas y las observaciones que hiciste alternativas de solución. Es decir, por ejemplo, crear una página web, y desarrollar estrategias de marketing on line, permitirá aumentar los ingresos de forma considerable.

Así que plantea una o (mejor) varias hipótesis, es decir, alternativas de solución para ese problema que consideras complejo.

Experimentación.

El propósito de esta etapa, es conocer que tan válidas son las hipótesis y en este caso, las soluciones que planteaste. Así que a remangarse, y manos a la obra.

Análisis de datos

Es importante que revises el trabajo hecho en la experimentación. ¿Funcionó?, Si funcionó, ¿por qué?, y si no, ¿Por qué?

Aceptación de datos

En este punto defines si tus conclusiones son óptimas, o si por el contrario, hay que plantear nuevas hipótesis y repetir el proceso.

Con esto ya tienes una solución efectiva, y ese modo de solucionar las cosas, los puedes usar para duplicarse en ocasiones futuras, porque funciona.

Se el número 10

En la película Guerra Mundial Z, Brad Pitt, debe enfrentarse a una plaga Zombie a nivel mundial.

Hay una escena donde Pitt en Israel, habla con un político que le plantea la siguiente idea: “Si nueve personas están de acuerdo en algo, la número 10 debe plantear la opción contraria, por inverosímil que parezca”

Lo que quiero decir es que, cuando te dejas nublar de ideas negativas por lo que consideras la imposibilidad de solucionar un problema que llamas difícil, oblígate a plantear la opción contraria, es decir, procura plantear ahora una solución, y a hacer las demostraciones necesarias para demostrar que esa solución, sí funciona, por inverosímil que parezca.

Vuélvete Sherlock Holmes

Date a la tarea de buscar, investigar soluciones a problemas complejos. Ubica problemas en la historia, en el mundo empresarial, en la ciencia no importa que tengan que sean similares a tu problema o no, y mira cómo los solucionaron.

La idea es mirar procesos, modos, estrategias que se hayan utilizado, y que tú creativamente, puedas adaptar, para aplicar a tu situación en particular.

Aprovecha, Hoy día hay muchos medios que te permiten acceder a ese tipo de información.

La reunión de los genios.

Reúnete con las mentes más grandes de la historia.

Imagínate en una sala de juntas, bien elegante, con una mesa ovalada, y tú presidiendo la reunión.

En esa reunión están nadie más y nadie menos que Albert Einstein, Alejandro Magno, Napoleón, Aristóteles, Sócrates, Ayn Rand, Nietzsche, entre otros.

Por supuesto que son nombres ilustres que me encantaría tener en una reunión. ¿Cuáles pondrías tú?

Ahora en esa reunión, plantéales el problema que tienes, y escucha que solución te daría Einstein, o Alejandro Magno.

Escucha, y escribe.

Estamos tratando de usar Maneras sencillas de resolver problemas complejos.

Asesórate

No seas mezquino contigo mismo. Busca la voz experta, y pídele consejo. Invierte en ti.

No deja de ser absurdo, ridículo esperar mucho de la vida, y no hacer nada para conseguirlo.

Es mezquina la persona consigo misma que desea una condición físico atlética extraordinaria, y no hace deporte, no invierte en ella.

La persona es mezquina consigo misma que desea mejorar su relación de pareja, y no invierte en ella.

El individuo es mezquin consigo mismo que desea mejorar los resultados de su negocio, o desea crear un negocio, desea generar ingresos por su cuenta, pero invierten dinero en esa idea, no estudian, no se preparan, no leen, no hacen planes.

Es mezquina la persona consigo misma que desea obtener un empleo, y cree que con solo pasar su HOJA DE VIDA, es suficiente.

Invierte en ti. Invierte tiempo, dinero, esfuerzo, disciplina. Pero HAZLO.

Busca asesoría

Esperar lo mejor de la vida, sin pagar el precio es mezquino - Hector Leonardo Mora

Es hora de tomar el riesgo

La innovación se define como aquellas ideas que realmente aportan valor, no necesariamente se refiere a inventar algo que no existe.

Es hora de aplicar lo que como opciones de solución escogiste.

Haz un plan de acción, define unos pasos, y síguelos fielmente, lanzándote a ellos, sin mirar atrás.

Prueba la funcionalidad de tus ideas, adáptate.

Recuerda lo que decía Thomas Henry Huxley: “Adaptarse tanto como sea posible”

===========
AUDIO LIBRO: LAS ÁGUILAS NO VUELAN BAJO

Audio_libro_Las Águilas No Vuelan Bajo_Hector Leonardo Mora_1

Este audio libro te ayudará a reconocer esas excusas que consciente o inconscientemente limitan el éxito. Este audio libro de LAS ÁGUILAS NO VUELAN BAJO señala las diez excusas con estilo claro, para identificarlas sin complicaciones, citando reflexiones de personas comunes y corrientes que han sido exitosas.

Encontrarás en este audio libro LAS ÁGUILAS NO VULAN BAJO las excusas más comunes que hay que cambiar porque paralizan a las personas en el camino hacia el lugar a donde quieren llegar. Lamentablemente aunque la gran mayoría de las personas desean ser felices, ser individuos realizados, éstos se invalidan a sí mismos a través de una serie de argumentos que carecen de fundamento. Es clave tener claro que cada quien  vive la vida que  decidió vivir, así no lo haya hecho conscientemente, pero lo hicieron.

Las excusas representan los argumentos que están impidiendo realizar el propósito de tomar el control de nuestras vidas y desarrollarnos exitosamente

Bájalo YA, haciendo clic acá

===========
Organízate con Eficacia
Te invito a que te suscribas si aún no lo has hecho a mi boletín “Organízate con Eficacia haciendo clic acá

Recibirás herramientas claves para mejorar tu desemepeño a nivel personal y profesional.

Adicional obtendrás SIN COSTO ALGUNO mi libro Sin Disciplina, el Talento Importa Poco, mi libro Las Águilas No Vuelan Bajo, y el libro Plan de Acción de Las Águilas No Vuelan Bajo.

Este último es un manual guía, que te dirá paso a paso como poner en práctica las sugierencias dadas en el libro Las Águilas No Vuelan Bajo

También recibirás el sistema que diseñé en EXCEL sobre GESTIÓN DEL TIEMPO. Con este sistema si lo usas correctamente podrás Duplicar tu productividad ¡sin morir en el intento!

Te invito a que compartas este artículo en tus redes sociales, y a que me sigas.

En mis cuentas de redes sociales, encontrarás material de apoyo, material complementario, para implementar lo que encuentras acá en mi página web.

¡No leemos en el próximo artículo!

Autor:
Héctor Leonardo Mora Santiago
Para Contactarse conmigo
haz clic acá
Libro: El Principio de la Doble Creación: Lo que piensas es lo que Obtienes
Facebook: HectorLeonardoMora
Twitter: @hectormoraweb
Linkedin: hectormora
Instagram: hectorleonardomora

Puedes compartir este artículo libremente, siempre y cuando cites la fuente, teniendo en cuenta lo siguiente:

Autor
Héctor Leonardo Mora
Título del artículo:

Maneras sencillas de resolver problemas complejos
http://hectormora.com/problemas/

Deja un comentario