POR QUÉ FRACASAMOS, AUN CUANDO TENEMOS
TODO ORGANIZADO

¿Por qué si se tiene todo organizado, hay quienes siguen postergando? Porque la planeación en un papel, no reemplaza la acción.

Es fundamental desarrollar una personalidad productiva, para ser productivo. No es de otro modo. A la larga, terminas mostrando lo que eres. Aparentar es solo eso, apariencias. En este artículo te doy la guía clave para lograr definitivamente, una personalidad productiva.

Voy a compartir contigo la principal razón por la cual, a pesar de tener todo organizado, seguir un sistema como te propuse en la primera parte de este artículo, no es suficiente, y necesitas de otro elemento que resulta fundamental, para que cualquier modo de organización, herramienta de gestión del tiempo, agendas tradicionales o tecnológicas funcionen.

Primero, vale tener en cuenta que Las herramientas por sí solas, no sirven. Ellas no pueden hacer por ti, lo que tú debes hacer por ti mismo. Necesitas desarrollar una personalidad productiva. Insisto, sin ella, no podrás ser productivo, eficaz.

Es absurdo suponer que por tener la última generación en herramientas de gestión del tiempo y de organización, entonces ahora sí seremos eficientes, y productivos.
Eso es FALSO.

La efectividad en el desempeño: Logrando lo que nos proponemos

La efectividad de cualquier herramienta de gestión del tiempo, de la productividad profesional, está precedida de la efectividad personal. Sin esta última, la primera está condenada al fracaso.

Ninguna herramienta tiene esa facultad. Las máquinas deportivas, la ropa deportiva, los libros, en fin, la lista sería interminable, ninguno de estos pueden hacer por ti, la función para la cual fueron hechos, y menos, trasladarte los beneficios de lo que no hiciste.

Insisto, o desarrollas una personalidad productiva, o estás condenado a fracasar una y otra vez.

El mayor error radica en que se pretenda efectividad, manteniendo los #hábitos improductivos de la conducta Clic para tuitear

De allí que la clave esté primero en ser consciente que para lograr la productividad, debes ser como persona, un individuo productivo.  La productividad profesional, laboral, relacional, está precedida por la productividad personal.

El medio a través del cual hacemos realidad nuestros planes: La conducta

Ahora quiero enfocarme en la conducta. La conducta es el medio a través del cual haces real, lo que sólo habita en tu mente. La conducta es la que logra que tus sueños dejen de ser sueños, y se cristalicen en tu vida.

La conducta es la que logra que tus sueños dejen de ser #sueños, y se cristalicen en tu #vida Clic para tuitear

Lo contrario también es cierto. La conducta, el modo en que te comportas, es el medio a través de la cual, haces que tu vida se vuelva un problema, se colme de improductividad, e incluso, como millones de casos lo atestiguan, es la que puede dañar, destruir tu vida.

El Modelo de la Conducta

La conducta tiene un modelo que es de suma importancia comprender. Este modelo de la conducta, está definido en 4 elementos y en este orden:

La manera en que te comportas, refleja quién eres, muestra tus pensamientos más íntimos (Los inconscientes). Es vital, clave, entender este modelo, pues, en últimas, define tu vida, tu destino. Y cuando hablo de destino, no hago alusión a nada esotérico, ni a la suerte, ni a nada que tenga ver con pensamiento mágico. A donde quiero apuntar, es que el destino es ese término que define a dónde vas a ir a parar, pues de un modo o de otro, nuestras acciones siempre tendrán consecuencias, y los resultados de estas, definen en gran parte, ese tu destino.

Como notarás la conducta, tiene estrecha relación con la productividad personal. Si deseas duplicar tu productividad sin morir en el intento, necesitas revisar tu comportamiento, antes de revisar las herramientas que uses, para lograr esa tan anhelada, productividad

Si deseas duplicar tu productividad necesitas revisar tu comportamiento, antes de revisar las herramientas que uses Twitter

Los vicios de la conducta

Existen vicios de la conducta, es decir, patrones de comportamiento que son destructivos para quienes los practican. Por ejemplo el consumo de cigarrillo, llegado el momento hasta el punto incluso, en que ya no se puede vivir sin este, deprecia la calidad de vida, la daña.

Pero hay otros vicios de la conducta. La pereza, la desorganización, el desorden, la apatía, la reactividad, actuar sin pensar, no escuchar, la impulsividad, son conductas muy dañinas que afectan insisto la calidad de vida personal, emocional, familiar, profesional y laboral. Y no estoy exagerando. Lamentablemente hablo de la realidad.

Por ponerte un ejemplo, del cual no voy a entrar en detalles. Nada más tú hazte a la idea. Piensa en todos los efectos colaterales psicológicos, fisiológicos, emocionales, laborales, profesionales que traen los malos hábitos en el manejo de las finanzas personales.

Te compartí algunas herramientas que son de muchísima utilidad en la primera parte de este artículo, pero como te dije al inicio de esta reflexión, las herramientas por sí solas, no sirven. Tienes que usarlas.

No obstante, eso lo he visto muchas veces. Libros sin leerse, máquinas de hacer deporte sin usarse, agendas usadas como cuaderno de apuntes, y no como herramienta de gestión.

El modelo de pensamiento clave para desarrollar una personalidad productiva

Platón lo define de una forma tan clara y puntual. Entender la siguiente reflexión, internalizarla, comprenderla, te ayudará a mejorar tu productividad personal y profesional de modos que tú mismo llegarás a sorprenderte:

“El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos, los caballos”

Considero que comprender la raíz de la conducta, saber cómo nos compartamos, y por qué nos comportamos del modo en que lo hacemos, nos dará una ventaja competitiva enorme no sólo frente a quienes no tienen esa información, sino que adicional, eso redundará de forma contundente en nuestros resultados.

Tuve la oportunidad de escribir un libro sobre el tema. Donde explico detalladamente el modelo de conducta que te menciono, describo cómo afectan las 4 formas de la conducta a los individuos, reflexiono sobre esos vicios del comportamiento, y también planteo vías de aplicación en diferentes áreas de la vida tanto personal, como laboral. Lee más sobre mi libro El Principio de la Doble Creación, haciendo clic acá

Aprendiendo del mundo empresarial

En el mundo empresarial plantean una máxima, una reflexión, que cabe perfectamente para el desempeño personal:

“Sólo el 10% de las estrategias formuladas adecuadamente
se implementan eficazmente”.

Si se formulan adecuadamente, ¿por qué no se ejecutan, por qué no se implementan? Por la misma razón que los sueños se quedan sólo en eso, por la misma razón que no estás bajando de peso, cuando dijiste que eso querías, por la misma razón que sigues durmiendo hasta tarde cuando dijiste que ibas a madrugar, por la misma razón que malogramos relaciones cuando decíamos querer una relación armoniosa.

Como te comentaba hace un momento, “nos movemos en función de nuestros pensamientos dominantes, nunca en contra”, y si tú no tienes una conducta enfocada en la efectividad, entonces, así tengas las mejores herramientas, así hayas tenido la fortuna de participar en diversas capacitaciones al respecto, hagas lo que hagas, volverás tarde o temprano a acomodarte según el “molde” en el que encaja perfectamente tu personalidad.

Esta es una de las razones por las cuales, empezamos una cosa con mucho ahínco, para volver en poco tiempo, a la conducta que se supone, se pretendía cambiar.

Una cuestión de carácter

El carácter, allí donde está la personalidad de un individuo y que en esencia lo define, es la mejor oportunidad para mejorar nuestra productividad. Formar ese carácter nos dará la fortuna de la disciplina. La disciplina es el rasgo por excelencia de un carácter maduro.

Se necesita de un carácter maduro, para aprender a decir NO  a muchos distractores, tentaciones, malos hábitos que nos distraen y que lamentablemente nos alejan de la efectividad. Se necesita carácter para decirle SÍ a esas acciones que nos ayudarán a duplicar nuestra productividad, y no morir en el intento, dejando de lado esa tentaciones, por atractivas que parezcan.

La Luz al Final del Túnel

Qué se necesita para duplicar la productividad, y no morir en el intento. Lo más importante es simplificar concentrándose en lo que es más importante, y desechando todas aquellas actividades, no sólo que no aportan, sino que al no tener ninguna importancia, te restan, te quitan.

Simplificar es la clave. Como decía Leonardo Da Vinci: “La simplicidad es la mayor sofisticación”

“La simplicidad es la mayor sofisticación” Leonardo Da Vinci Clic para tuitear

He allí la clave para duplicar tu productividad, y no morir en el intento. Simplificar, concentrándose en lo importante, desechando de raíz toda actividad improductiva, que roban tiempo y lesionan gravemente la efectividad de los individuos, teniendo el carácter para mantenerse en esta línea. Es una filosofía de vida, es un modo de vida.

Las herramientas sólo funcionarán en individuos que tienen el carácter de la efectividad instalada en su conducta. De lo contrario, las herramientas nada más serán adornos, que curiosamente serán motivadoras de estrés, reforzarán la conducta negativa de la improductividad, y no podrás duplicar tu productividad, sin morir en el intento.

¿Qué opinas?, ¿crees que basta tener herramientas para ser productivos?, ¿o basta con ser personas productivas, para producir resultados eficaces?

===========
Organízate con Eficacia
Te invito a que te suscribas si aún no lo has hecho a mi boletín “Organízate con Eficaciahaciendo clic acá

Recibirás herramientas claves para mejorar tu desemepeño a nivel personal y profesional. Adicional obtendrás SIN COSTO ALGUNO mi libro Sin Disciplina, el Talento Importa Poco, mi libro Las Águilas No Vuelan Bajo, y el libro Plan de Acción de Las Águilas No Vuelan Bajo.

Este último es un manual guía, que te dirá paso a paso como poner en práctica las sugierencias dadas en el libro Las Águilas No Vuelan Bajo

Te invito a que compartas este artículo en tus redes sociales, y a que me sigas. En mis cuentas de redes sociales, encontrarás material de apoyo, material complementario, para implementar lo que encuentras acá en mi página web.

¡No leemos en el próximo artículo!

Autor:
Héctor Leonardo Mora Santiago
Para Contactarse conmigo
haz clic acá
Libro: El Principio de la Doble Creación: Lo que piensas es lo que Obtienes
Facebook: HectorLeonardoMora
Twitter: @hectormoraweb
Linkedin: hectormora
Instagram: hectorleonardomora

Deja un comentario