Descubre cómo romper
tus propios límites

Descubre cómo romper tus propios límites, así podrás liberar tus capacidades y habilidades, para obtener extraordinarios resultados

“Si no está en tus manos cambiar una situación
que te produce dolor, siempre podrás escoger
la actitud con la que afrontas ese sufrimiento”
Viktor Frankl

Uno de las más poderosas limitantes que una persona puede enfrentar, es la auto impuesto.

Podemos crearnos límites que resultan ser muy poderosos, y que impiden nuestro desarrollo, nuestro crecimiento, nuestra productividad. No es gratis cuando nos dicen, que podemos terminar siendo nuestros propios enemigos.

Como decía Michael Jackson en aquella canción: “The man in the mirror”. El hombre en el espejo. Es importante que aprendamos a reconocer como desafiarnos, rompiendo nuestros propios límites.

El poder de las circunstancias

Cuando somos sacudidos por las circunstancias por mencionar un caso, un comentario de alguien, a veces mal intencionados puede hacer estragos en nosotros, no por el comentario en sí, sino por nuestra reacción al respecto.

Hay personas que no solo quedan heridas en el tiempo, sino que adicional, viven con ese recuerdo que alimentan cada día, en un resentimiento tóxico y destructivo que vuelve esa existencia una tortura para quien padece esta forma de actuar.

Hemos aprendido

Desde muy joven he notado que es aceptado como “normal” y que termina siendo parte de la rutina sentirse mal cuando las cosas no salen como esperamos.

Claro que es incómodo.

No obstante, la incomodidad es una cosa, pero asumir una conducta lastimera que entra a engrosar el problema, es otra bien distinta.

Cuando las cosas están difíciles, asumir una conducta lastimera, termina empeorando la situación que se supone se desea arreglar con ese victimismo absurdo que no hará que las cosas se soluciones, si no que empeoren.

Más límites que impiden nuestro crecimiento, nuestra libertad.

¿Nada debe molestarnos?

Insisto. Obvio que esas cosas molestan, pero una cosa es la incomodidad y otra muy distinta, sumarle más problemas al problema. Una frase que leí hace mucho tiempo expresaba algo interesante que deseo compartirte con este artículo: “Si quieres llorar llora, pero llora caminando” Es decir cuando tenemos un problema, una dificultad debemos tratar de solucionarlo en medio de esa situación.

El secreto: Lo más sano y productivo: Rompiendo tus propios límites

Claro que habría una salida mucho más interesante, que es realmente muy productiva y que sin duda nos llevará a vivir más plenos y tranquilos.

Un dicho que está insertado en la cultura popular: “Más vale prevenir que lamentar” o también “Hombre prevenido vale por dos” tiene significados tan efectivos que de ponerlo en práctica te aseguro que llevará tu vida a niveles extraordinarios.

Cuando los deseos resultan ser tus límites

Se favorece de diversas formas como ya lo he explicado en los párrafos anteriores una conducta orientada hacia la reactividad. Cada vez es más común encontrar personas que abrigan conductas suspicaces, irritables y ante cualquier evento, ante prácticamente cualquier situación se pierde el control y por ende, la vida.

Se anhela tener una vida afectiva rica, una vida económica productiva, un estado de salud envidiable, pero se queda en muchos casos sólo en eso, en anhelos.

Me explico. Son realmente muy pocas las personas que están dispuestas a pagar el precio que implica tener vidas de ese perfil. Y eso no se consigue sólo con desearlo. Hay que sembrar para recoger, es decir, “Más vale prevenir que lamentar

Es curioso pero pareciera que se le prestara más atención a preparar una salida de fin de semana que a planear nuestras vidas.  Jhon Lennon decía que “La vida es aquello que se nos pasa de largo, mientras estamos haciendo otras cosas

¿Qué otras cosas? Detectando tus límites

Estar más atentos al qué dirán que a orientar nuestros esfuerzos a aquello que nos resulta más productivo y trascendente, a dejarnos llevar por la imagen, a el afán de prestigio que nos lleve a olvidar nuestra salud física, psicológica, que nos lleve a dejar de lado a aquellas personas que son para nosotros en extremo, muy importantes. A consumirnos delante de una pantalla de televisión, en el internet, en actividades que como ya mencioné no sólo no te reportan nada, sino que te quitan, te restan.

En otras palabras son vidas sostenidas sobre la base de los impulsos y no de la creación, de la orientación, de la planeación. Es hora de comprender que es momento de actuar, o permitir que actúen por y sobre nosotros.

“Quien conozca tan poco de la naturaleza humana como para buscar la felicidad en cualquier cosa que no sea su propia disposición malgastará su vida en esfuerzos infructuosos
y multiplicará las aflicciones que se propone suprimir”
Samuel Johnson

 Responsabilidad: Rompiendo tus propios límites

Es el momento de asumir la palabra responsabilidad, y no sólo en función de los significados que de esta se dan ampliamente aceptados popularmente.

Para darle un explicación etimológica a grandes rasgos viene siendo “habilidad de respuesta”, de responder bien, con altura, de formas productivas, propositivas frente a una vida que exige ese tipo de compromisos.

¿Cómo aplicar la responsabilidad para liberar tus capacidades?
¿Se pueden romper tus propios límites?
¿De qué modo se puede lograr por fin en la práctica, implementar las acciones que nos permitan romper nuestros límites autoimpuestos?

En el próximo artículo, las tercera y última entrega, concluiremos el propósito de lograr que nuestra efectividad personal, supere el lado improductivo

Fin de la segunda parte

Lee la primera parte de este artículo haciendo clic acá>> La efectividad y tu lado improductivo. Combátelo

===========
Organízate con Eficacia
Te invito a que te suscribas si aún no lo has hecho a mi boletín “Organízate con Eficacia haciendo clic acá

Recibirás herramientas claves para mejorar tu desemepeño a nivel personal y profesional.

Adicional obtendrás SIN COSTO ALGUNO mi libro Sin Disciplina, el Talento Importa Poco, mi libro Las Águilas No Vuelan Bajo, y el libro Plan de Acción de Las Águilas No Vuelan Bajo.

Este último es un manual guía, que te dirá paso a paso como poner en práctica las sugierencias dadas en el libro Las Águilas No Vuelan Bajo

También recibirás el sistema que diseñé en EXCEL sobre GESTIÓN DEL TIEMPO. Con este sistema si lo usas correctamente podrás Duplicar tu productividad ¡sin morir en el intento!

Te invito a que compartas este artículo en tus redes sociales, y a que me sigas.

En mis cuentas de redes sociales, encontrarás material de apoyo, material complementario, para implementar lo que encuentras acá en mi página web.

¡No leemos en el próximo artículo!

Autor:
Héctor Leonardo Mora Santiago
Para Contactarse conmigo
haz clic acá
Libro: El Principio de la Doble Creación: Lo que piensas es lo que Obtienes
Facebook: HectorLeonardoMora
Twitter: @hectormoraweb
Linkedin: hectormora
Instagram: hectorleonardomora

Deja un comentario