Día: 25 agosto, 2018

Quien negocia consigo mismo, ¡PIERDE!

Quien negocia consigo mismo, ¡PIERDE!

¿Cómo es eso posible?

Muchas de las acciones, hábitos productivos que se pueden desarrollar, o nunca se han desarrollado, o peor, hemos dejado de practicarlos, terminó sucediendo en muchas ocasiones porque negociamos con nosotros mismos, cediendo a los caprichos del momento, preferimos la satisfacción del ahora, a postergarla por una satisfacción mayor, PERO futura.

Leer más